INICIO > Generación conocimiento > Hablemos de Pedagogía

¿ESCOLARES ESTRESADOS? (A PROPÓSITO DE LOS DEBERES)

Col·legi de Pedagogs de Catalunya > Publicaciones > ¿ESCOLARES ESTRESADOS? (A PROPÓSITO DE LOS DEBERES) <br>

¿ESCOLARES ESTRESADOS? (A PROPÓSITO DE LOS DEBERES) [i]


Xavier Ureta Buxeda [ii]

Colegiado núm. 974

Vilafranca del Penedès, Noviembre 2016


Cualquier tarea de aprendizaje debe ser motivante. Cualquier aprendizaje supone la interiorización de una información bien procesada que lleva al conocimiento. Queda claro que los clásicos deberes no cumplen ninguna de las dos condiciones.


No era necesario que la OCDE o la OMS viniesen a darnos un toque de atención sobre la perturbación que suponen en la educación de nuestros niños los clásicos deberes escolares. Era suficiente con mirarlos a los ojos cada vez que alguien recordaba la obligación de aquellos deberes repetitivos y descontextualizados -y que a menudo deben hacerse al final de una jornada que probablemente acaba después de unas extraescolares-. No entiendo cómo en un entorno pretendidamente sano, en el que cuidamos los buenos hábitos, todavia haya quien defienda esta práctica que se ha evidenciado como estresante, puede ser la excusa que no hay aprendizaje sin esfuerzo.. En esto estaría de acuerdo si no fuese porque los clásicos deberes también comportan angustia y dolor a nuestro alumnado, como se ha evidenciado con estudios rigurosos. Cualquier otra actividad que tuviesen estos efectos la denunciaríamos y la abandonaríamos, como pasó en su momento con el castigo físico.

No me dedicaré a analizar qué es lo que lleva todavía, a muchas escuelas y a muchos maestros, a seguir con esta práctica en pleno siglo XXI, pero sí que propongo unas breves reflexiones sobre otras alternativas pedagógicamente más válidas puestas en práctica por las escuelas con un sentido de la educación más avanzado.


BUSCAR LA MOTIVACIÓ

Cualquier tarea de aprendizaje debe ser, por principios, motivante. Cualquier aprendizaje supone, también, la interiorización de una informaciónsevol tasca d’aprenentatge ha de ser, per principi, motivant. Qualsevol aprenentatge suposa, tamb bien procesada, que es la que lleva al conocimiento. Queda claro que los clásicos deberes no cumplen ninguna de las dos condiciones. Es necesario sustituirlos por el placer de investigar en casa o en las bibliotecas. El papel del maestro debe ser el de incentivas este espíritu de búsqueda. Y después, en la escuelam a compartir experiencias e información para constrituir conocimiento.

La tarea escolar, en definitiva, se debe de hacer en la escuela, con los educadores y los compañeros. Dewey, que justo ahora hace cien años que va escribió su famoso documento Democracia y Escuela, afirmaba que la escuela debe ser un taller; más concretamente taller de democracia. Para él, la democracia ya es un sistema educativo en ella misma. Los deberes que nos pone la democracia son muy diferentes a los que estresan a nuestros niños.



[i] Artículo publicado en el suplemento Criatures del dairio ARA, el 9 de julio de 2016 - pág. 10
[ii] Doctor en Pedagogía, Pedagogo y Maestro. Profesor de la Universitat Internacional de Catalunya. Creador del blog "Amb ulls de pedagog" http://xaviureta.blogspot.com.es/  @xaviureta

Fecha de publicación: 22/11/2016